El baloncesto no tiene límites, enhorabuena Hansel

Hansel Emmanuel, jugador dominicano de 1,96 m y 18 años, jugará la próxima temporada en la NCAA con la Universidad de Northwestern. Hasta ahí no sería noticia. Cada temporada cientos de jóvenes se estrenan en la Liga universitaria estadounidense, pero casi ninguno como Hansel Emmanuel, que lo ha logrado con un solo brazo. Y no es un juego de palabras. El dominicano perdió el brazo izquierdo con apenas seis años cuando se le cayó un muro de cemento encima mientras intentaba treparlo con un amigo.

Emmanuel estuvo más de dos horas bajo la pared y la presión del peso le destrozó los tendones del brazo, que tuvo que ser amputado. Por entonces ya empezaba a amar el baloncesto, una pasión que heredó de su padre, que fue profesional en su país. Pero el baloncesto desapareció por unos años de su vida tras sufrir ese accidente que le dejó traumatizado. . «No quería hacer nada. No podía atarme los cordones, no podía tomar un vaso de agua», recordaba Emmanuel años después.